Print this page

Hay comida en la casa

Patricia Valdovinos, Librarian, Multilingual Collections,
Young woman making a salad with floating musical notes in the background

Tengo veintisiete años de edad y ahora comprendo por qué mi madre siempre me decía: "hay comida en la casa".

Siempre lo digo y lo sigo diciendo: siempre es más fácil pasar por algún lugar y recoger comida ya preparada. Después de trabajar ocho horas al día y despertarme muy temprano para hacer ejercicio (¿solo yo?) lo único que quiero hacer es llegar a mi casa y no tener que lidiar con hacerme algo de comer. Confía en mí, ¡lo entiendo! Sin embargo, cuanto más miro y miro y miro mi cuenta bancaria, más me quedo sin aliento y diciéndome a mí misma: "lo hiciste de nuevo, Patty, lograste gastar bastante dinero en comida esta semana".

No me malinterpreten, siempre estoy dispuesta a pasar tiempo con amigos y familiares en algún restaurante. Me encanta pasar tiempo de calidad con las personas que me importan y disfruto estar rodeada de comida. Pero, mientras más crezco, más me encuentro diciéndome a mí misma continuamente: "necesito comenzar a cocinar en casa para ahorrar dinero". Ahora veo por qué mamá siempre nos decía esto a mis dos hermanas y a mí. Tenía que alimentar a cuatro personas, y yo me quejo de alimentarme yo sola. Suspiro.

Entonces, si eres como yo y no pasaste suficiente tiempo aprendiendo las recetas de tu familia, o tal vez te rebelaste y no quisiste aprender a cocinar cuando eras joven por razones patriarcales, pero ahora quieres comenzar a cocinar en casa. ¡No te preocupes más! La biblioteca tiene lo necesario para comenzar esta nueva fase de tu vida ofreciendo varios libros de cocina mediante esta publicación.

Ahora, cuando vayas a la tienda sabrás qué comprar y no comprarás espinacas  cada semana solo para tirar la bolsa después de no abrirla en dos semanas (suspiro, lo hago siempre).

Aun así, acompáñame en esta nueva fase de mi vida mientras trato de mejorar en esta cosa que llama ser adulto.

Además, para hacerte compañía mientras cocinas todas esas recetas encontradas en los libros de cocina de la biblioteca—o mientras llamas a tu mamá, tía, tío, abuelos, o hermanos para obtener recetas o para que se queden en el teléfono asegurándote de que lo estás haciendo bien—hice una lista de canciones.

*Enciendo la estufa y rezo mientras llamo a mi mamá*

yellow and black graphic with a stove and kitchen utensils

¡Escucha aquí!


There's Food At Home

I am twenty-seven years old and I completely understand why my mother always said: “hay comida en la casa.”

It is always—I said it and I stand by it: always—easier to stop somewhere to pick up food already prepared for you. I mean, come on, after working eight hours a day, waking up super early to work out (is this just me?) all you want to do is go home and not have to deal with making yourself some food. Trust me, I get it! However, the more I look and look and look at my bank account the more I find myself gasping and telling myself: “you sure did it again, Patty, you managed to spend quite a bit on food this week.”

Don’t get me wrong I am always for spending time with friends and family at some restaurant! I love spending quality time with people I care about and enjoy being together with food around. But, the older I get the more I continuously tell myself: “I need to start cooking at home to save money.” I now see why mom always said this to my two sisters and me. She had to feed four people, and I complain about just feeding myself. Sigh.

So if you're like me and did not spend enough time learning your family’s recipes or you just wanted to rebel against learning to cook because of patriarchal reasons, and you now want to start cooking at home, worry no more! The library has all your needs to begin this new phase of your life by offering various cookbooks located below this post.

Now when you go to the grocery store you'll know what to buy, and not continuously buy spinach every week—only to throw the bag away after two weeks unopened (sigh, I do it every time).

Anyways, please join me in my new phase of life as I get better at this adulting thing.

Also, to keep you company while cooking all these recipes using the library’s cookbooks—or calling your mom, tia, tio, grandparents, siblings for recipes or to have them stay on the phone making sure you are doing it right—I made a playlist.

*turns on the stove and says a prayer while calling my mom*

yellow and black graphic with a stove and kitchen utensils

Listen here!


¡Andale! Ponte a cocinar


Berasategui, Martín

¡100 nuevas recetas para chuparse los dedos! Berasategui nos presenta 100 recetas para preparar en casa: fáciles, saludables y ricas, ¡y, muy importante, aptas para todos los bolsillos! Desde lo que él mismo llama receta exprés para comer cuando tenemos prisa o deliciosos platos para compartir en familia. A través de las 100 recetas que nos presenta Berasategui repasamos lo mejor de la cocina española, una cocina tradicional, pero que no renuncia a la innovación y a los nuevos sabores, donde la calidad y el buen producto son los reyes indiscutibles de la mesa. 


Chabán, Alejandro

Autor bestseller del New York Times por su libro Dime qué comes y te diré qué sientes y fundador y CEO del programa Yes You Can!, Alejandro Chabán ofrece su colección personal de setenta y cinco deliciosas recetas latinas para mantener un peso saludable. Desde tacos y tamales mexicanos hasta alcapurrias puertorriqueñas, mangú dominicano y arepas venezolanas, estas comidas esenciales de la cocina latinoamericana son fáciles de hacer sin romper con tu presupuesto ni con tu meta de mantener tu cuerpo, alma y mente sanos.



 

 

 

Top